Medicina

¿Cuáles son los pros y los contras de la glucosamina para el dolor articular?

Hombre con dolor en las articulaciones.

Cuando se toma glucosamina para el dolor articular, existen varios pros y contras que se deben tener en cuenta, incluida una mayor comodidad para los huesos y las articulaciones y posibles riesgos para la salud. Se dice que algunos de los beneficios de la glucosamina para el dolor articular son la mejora de la movilidad, especialmente entre las personas que padecen osteoartritis. Algunos pacientes informan una reducción de la inflamación. Por el contrario, algunas personas que han consumido glucosamina han informado reacciones negativas o efectos secundarios. Uno de los aspectos negativos de tomar glucosamina son las reacciones alérgicas en algunas personas.

Algunas personas pueden tener una reacción alérgica a la glucosamina.

Algunas personas pueden tener una reacción alérgica a la glucosamina.

Se dice que la glucosamina ayuda en la reestructuración del músculo dañado y el cartílago articular. El daño al cartílago y las articulaciones puede ocurrir como resultado de una enfermedad, enfermedad, genética o el proceso natural de envejecimiento. Cuando las articulaciones se desgastan debido a cualquiera de estos factores, las tareas cotidianas pueden volverse dolorosas. A muchas personas con daño en las articulaciones les puede resultar más difícil y doloroso caminar o usar las manos.

Algunas personas reportan una mayor flexibilidad en las articulaciones artríticas después de tomar suplementos de glucosamina.

Algunas personas reportan una mayor flexibilidad en las articulaciones artríticas después de tomar suplementos de glucosamina.

Como alternativa a la cirugía, muchas personas optan por probar diferentes productos y suplementos que les ayuden a mejorar su calidad de vida. La glucosamina es uno de esos suplementos, que se toma en forma de píldora o polvo. Aunque los estudios no son concluyentes, y algunos expertos médicos creen que no hay evidencia que respalde tales afirmaciones, muchas personas informan una mejoría al tomar glucosamina para el dolor en las articulaciones.

Tomar glucosamina puede tener resultados comprobados para algunas personas, pero no funcionar para otras. Los beneficios de los suplementos para el dolor articular, como la glucosamina y la condroitina, incluyen la reducción de la hinchazón, la inflamación y el dolor. Muchas personas reportan una mejora en la flexibilidad de las articulaciones y una sensación de libertad y movilidad en las articulaciones afectadas.

Al igual que con muchos tipos de suplementos o medicamentos, este tipo de tratamiento complementario tiene un inconveniente. Una desventaja es la posibilidad de una reacción alérgica. Puede haber un mayor riesgo para aquellos que son alérgicos a cualquier tipo de marisco. Esto se debe a que los suplementos de glucosamina están hechos con subproductos de pescado. En algunos casos raros, las reacciones alérgicas pueden producir síntomas graves o incluso potencialmente mortales, como insuficiencia respiratoria o dificultad para respirar.

Otro posible efecto secundario del uso de glucosamina podría ser alteraciones en los niveles de glucosa en sangre, especialmente entre los diabéticos. Este asunto, sin embargo, provocó controversia entre los médicos. Algunos expertos médicos creen que los diabéticos no deben tomar suplementos de glucosamina, mientras que otros creen que no hay pruebas concluyentes que respalden estas afirmaciones.

Los expertos médicos afirman que algunas personas pueden correr el riesgo de desarrollar problemas de salud si se toma glucosamina para el dolor articular en una dosis muy potente o alta. Una de esas preocupaciones es el aumento del riesgo de diabetes. Esta preocupación se basa en la noción de que dosis más altas de este suplemento pueden destruir las células necesarias para la función pancreática, que regula la insulina para mantener niveles saludables de azúcar en la sangre.

Aunque muchas personas creen que los beneficios de tomar glucosamina para el dolor en las articulaciones superan cualquier riesgo potencial, es mejor usar cualquier suplemento con precaución y moderación. El consumo de altas dosis durante un largo período de tiempo puede provocar reacciones negativas y efectos secundarios. Teniendo esto en cuenta, antes de usar glucosamina para tratar dolencias de huesos y articulaciones, se recomienda consultar a un profesional de la salud.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba