Tecnología

¿Cómo elijo la mejor grabadora de cinta a CD? (con imagenes)

Sus viejas cintas se pueden convertir en discos compactos digitales (CD) con una grabadora de CD, lo que puede preservar la vida útil de las grabaciones, generalmente por menos de lo que costaría comprar un CD actualizado. Hay dispositivos y programas de computadora que pueden actuar como una grabadora de cinta a CD, y cada uno tiene sus propias ventajas. Las cintas tienden a tener ruido de prácticas de grabación anteriores o daños físicos, y una grabadora que pueda eliminar este ruido puede mejorar la calidad del sonido. Los CD generalmente se dividen en pistas, pero las cintas actúan como una pista larga; será mucho más fácil organizar el CD con una grabadora que pueda distinguir entre canciones. La salida de la grabadora puede ser un CD de audio, un CD de datos o ambos, y cada uno tiene sus propios usos.

CD.

Una grabadora de CD puede venir como un dispositivo o como un programa de computadora. Es un dispositivo independiente y no requiere una computadora, pero por lo general no tiene las mismas funciones de edición que un programa. Con un programa, no necesita un dispositivo de grabación grande, pero la conversión suele ser un poco más difícil. Si la edición es más importante, un programa puede ser mejor; si la conversión simple es importante, el dispositivo puede ser mejor.

Cinta de casete de audio estándar.

El desgaste y el polvo significan que muchas cintas tienen rayones y marcas que pueden dañar la calidad del sonido. Las técnicas de grabación más antiguas implicaban un sonido más exótico, como la respiración de los cantantes o los dedos deslizándose contra las cuerdas de la guitarra, y esto puede resultar desagradable para algunos. Una grabadora de cinta a CD que pueda reparar y editar el sonido de la cinta puede mejorar, especialmente si la cinta está muy desgastada. Las herramientas de reparación y edición son automáticas o manuales, y las herramientas manuales pueden requerir cierta experiencia en edición de audio. Conseguir una grabadora con estas herramientas puede ayudar a mejorar el sonido, pero también puede costar más.

Los boomboxes se utilizan a menudo para transferir música de una cinta a un CD.

Aunque un CD generalmente se graba en pistas, una cinta actúa como una pista larga. Para convertir la cinta en un CD tradicional, es importante contar con una función de división de pistas. La división automática dividirá el audio en pistas en función de cuándo se corta el audio; esto suele ser exacto, aunque las cintas con pausas largas pueden hacer que la grabadora divida el sonido de forma incorrecta. Las herramientas de división manual suelen ser fáciles de usar: solo necesita presionar un botón para realizar la división de audio. Sin esta herramienta, el CD será solo una grabación larga, lo cual es raro.

Los CD vienen como CD de datos o de audio, y una grabadora de cinta a CD puede generar uno o ambos formatos. Un CD de datos solo se usa en la computadora y, por lo general, puede ponerle más sonido debido a las mejores tasas de compresión, pero no se puede usar en un sistema de sonido. Se puede usar un CD de audio en un reproductor de CD, pero se puede grabar menos sonido. Si selecciona el que desea, o ambos, se asegurará de que el CD funcione en el dispositivo deseado.

Con un reproductor de casetes, una computadora y algunos cables y software especializados, los casetes se pueden conservar digitalmente.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba